Molde

Cristian Alarcón: entre la música y las artes gráficas

Artistas como Stanley Donwood, Sanna Annuka o José Pablo García son algunos referentes cuando se piensa en la unión de las artes gráficas y la música. Estos nombres han sido los encargados de crear portadas para Hail To The Thief, de Radiohead; Under The Iron Sea, de Keane; o Menos Samba, de Señor Chirrano. Todos discos que hacen parte de nuestros días y cuyo arte los ha convertido en piezas que, más allá de lo sonoro, han adquirido la connotación de obra de arte gracias a su contenido visual. 

A la hora de pensar en referentes locales, Cristian Alarcón es uno de los principales nombres debido a su trabajo con la nueva generación de músicos colombianos —y mundiales—, que de a pocos han comenzado a llamar la atención en el mercado.

Egresado de la Pontificia Universidad Javeriana, este artista de 27 años es clave para la escena local. Ha trabajado y colaborado con bandas como: Todos Los Transeúntes, Los Mozcú y Aesteroids; las promotoras Noise Noise Colombia y The Insiders Collective; artistas nacionales como Diamante Eléctrico, y el póster de su Tour Buitres que los llevó por México y Estados Unidos); y artistas internacionales como Deco, con su póster para la más reciente gira por Inglaterra.

No es casualidad que su trabajo haya sido escogido por estas personas. Todo se debe a su definida estética y el trazo claro en sus piezas, ambos elementos que lo convierten en un ilustrador muy solicitado a la hora de convertir la música en imágenes. 

Desde sus primeros trabajos —que empezaron siendo una serie de fan arts—, definió un estilo reconocible y único. Siempre se ha tratado de unir sus dos grandes pasiones, y de abrirse un espacio en el mercado para crear una marca que lo consolide en el mercado de la música a nivel global. No se trata de fama, por supuesto, sino de trabajo duro y honesto; para él, todo radica en representar los sentimientos de los artistas, y de plasmar en sus piezas las sensaciones que se encuentran en las canciones.

Por un lado, su línea gráfica se define a partir de lo multifacético: en ella explora gustos, ideas y pensamientos que pueden surgir a la hora de crear. Sus piezas surgen a partir de conceptos propios que nacen desde la confianza entregada por los músicos. Para él, este es un proceso de observación e interpretación del mundo, desde la visión de un niño. Por el otro, lo que define su trabajo es el hecho de que su gusto por el arte y la música se vieron reforzados y encontraron nuevos caminos hacia la materialización a partir de una profunda crisis personal —que explica su nombre artístico, CRIS IS IN CRISIS—. Esto le permitió reencontrarse consigo mismo para darse cuenta de que existía una forma de canalizar sus fantasmas mediante el crear arte desde la música.

CRIS IS IN CRISIS se presenta, entonces, como un estudio artístico a cargo de una sola persona que tiene como propósito la realización de carteles para conciertos, arte para discos, art prints, diseños e ilustraciones bajo pedido. Sus composiciones buscan ser —más que una pieza—, algo único e irrepetible. Hablar de este cartelista es pensar en la capacidad que tiene la música de ser representada en imagen y en cómo ella puede contar una historia como si se tratase de versos o la misma cadencia de los instrumentos. 

Incluso, desde sus referentes —que surgen a partir de lo urbano y la narrativa de las ciudades—, Cristian pretende encaminar su trabajo a contar una historia y volverla única dentro de su imaginario. Escribe, a modo de bitácora, aquellas experiencias que lo han marcado en sus viajes, conciertos y su hambre por descubrir todo lo que el mundo tiene para ofrecerle.

La satisfacción se encuentra en el descubrir bandas, empresas y personas que están abiertas a crear y permitir que los procesos creativos den como resultado proyectos gráficos en los que se valoran el tiempo y el esfuerzo que conlleva dar vida a un cartel.

A pesar de que estamos viviendo días raros, a Cristian han llegado proyectos que representaron un alivio a la incertidumbre y ayudaron a reforzar confianza en su trabajo. Sobre esto, él mismo dice “creo que esto es de las cosas más grandes qué pueden suceder cuando eres independiente, sin contar qué te están buscando a ti y solo a ti, por ese «algo» qué hace a tu obra tan especial y llamativa allí afuera”.

Actualmente, Cristian se encuentra trabajando con Fading Blonde —trío de indie rock, proveniente de Nottingham, Reino Unido—, a quienes conoció gracias a su colaboración con Deco. Para él, esta es otra puerta que se abre en el mercado internacional y que le permiten seguir construyendo puentes para el intercambio cultural, musical y visual desde Colombia. Tratándose de una canción que busca representar la distancia actual con nuestros seres queridos, la parte gráfica conecta con la emoción y el sentimiento que se ha buscado crear desde lo sonoro, ‘Walking Distance’ se trata de un corte para cantar con toda la fuerza, como si se estuviese en un festival, y de sentir que pronto volveremos a encontrarnos.

Cristian ve en el futuro muchas más oportunidades para seguir avanzando. Su plan es continuar trabajando de la mejor manera. Todos sus pasos han sido lentos pero seguros, y eso confirma en lo trazado un camino que se sigue proyectando día a día.

Quiere y busca recorrer los pasos de sus artistas favoritos, además de llegar a colaborar con ellos, todo con el fin de crecer como persona. Él comenta, “quisiera poder trabajar con Diamante Eléctrico nuevamente, la experiencia anterior fue muy positiva y marcó mi carrera de una manera muy especial. También estaría dichoso de volver a colaborar con Deco (UK). Por último, uno de los sueños inmediatos que intento perseguir, es poder ilustrar para Leisure Club… Es una banda Canadiense con quienes he podido intercambiar palabras, su música simplemente me impactó y hace rato no encontraba algún sonido que me apasionara tanto, como la música que hacen”. 

Por ahora, Cristian se mantiene enfocado en su trabajo y hoy presenta su más reciente colaboración con el power-dúo Cabaleta. La banda colombiana, radicada en Miami, comparte ‘Cero’, y tiene a este gran artista como su principal colaborador en la línea gráfica. 

Música para escuchar, ver y, sobre todo, disfrutar.

Agrega un comentario

Síguenos