Molde

Música de las profundidades: entrevista con Rubio

Fotografías por: Mava Villamizar 

El Festival Centro, el primero y uno de los más importantes de la ciudad, en esta edición del 2020 contó con grandes artistas femeninas en su tarima. Una de ellas fue Francisca Straube. La artista chilena se destaca actualmente por su proyecto Rubio, pero es reconocida por su amplia trayectoria musical y principalmente por su participación en Miss Garrison

En esta ocasión nos reunimos tras su presentación para hablar de los nuevos caminos que recorre en la exploración sonora de sus sentires más íntimos, un proyecto solista que comunica a través de paisajes abstractos y profundos, llenos de criaturas irreales.

 

―Abramos con una de mis preguntas favoritas: ¿Qué música te ayudó a crecer a lo largo de tus proyectos?, ¿con qué música te criaste y formaste?

Mis papás, ambos, son muy melómanos. Me crié con mucha música en casa. Rayé a los siete años con Nirvana y amaba a Kurt, gracias a él empecé a tocar batería; se me abrió un mundo: el de la banda. Después, con mi mamá, tuve mucha influencia de la música étnica, cuando chica la escuchaba siempre. Me raya las sonoridades orientales, las árabes, música de China, Japón, Irán, lo tailandes, todo eso me eriza la piel.

También cuando chica en el cole descubrí a Björk, me encantó. Recuerdo que tenía todos los discos. Radiohead también me marcó mucho cuando chica. Sin embargo, fue mucha música con la que crecí, nunca fui fanática de cosas, de nada en mi vida.

―Has tenido una trayectoria como artista muy amplia en diferentes proyectos, ¿de dónde nace Rubio y qué buscas tú en esta nueva transformación?

Bueno, Rubio no se hace de una forma tan pensada, nunca pensé que iba a tener un proyecto solista. Para mi Miss Garrison era como un matrimonio, pero esto se empezó a dar muy orgánicamente. Tenía muchas maquetas en mi computador y empecé a terminarlas, hice un video con una amiga y se dio. Le puse el nombre porque en ese momento era como un ser blanco que llegaba al planeta, un lienzo limpio. Inventé este ser albino que se invadía del mundo en el que vivimos. Luego de que se formó el proyecto, empezó a irle súper bien, nunca pensé que tendría buen feedback, pero sí. Rubio es mi diario de vida, es mi escape, algo muy personal. 

Cuando uno participa en bandas tienes que tener en cuenta muchas opiniones y todo va a votación: “―¿Les gusta el rojo?” Unos dicen sí y otros no, todo es grupal, pero el proyecto solista me deja toda las decisiones y yo soy súper trabajadora, avancé muy rápido con un esquema en mi cabeza, estoy muy feliz. Me emocionan las letras, hacer toda la música.

 

―Siendo Rubio un proyecto tan personal, ¿cómo logras transmitir tus ideas y sentires a aquellos quienes trabajan de tu mano en este proyecto?

Tener un proyecto para mí no va solo de la música, es como una película en la que puedes abarcar muchas cosas. Me he creado un mundo imaginario en Rubio. Partí desde este ser albino y luego con Pez era yo entrando y saliendo del agua y transformándome en un ser con luz propia, como los peces del mar que tienen iluminada una parte. Además de eso, el proyecto es como una célula, todos quienes se han acercado a trabajar conmigo en arte, videoclip o los chicos de la banda en general, están en su luz también, desarrollan sus artes; es una simbiosis creativa igual, pese a que es un proyecto personal todos nos unimos en la volada, todos nos necesitamos.

Con la gente es muy bonito porque le he dado un significado conceptual a un sentir profundo, siempre he abogado por el mundo interior de cada persona, siempre optimista, espiritual, buscando conectar con la frente en uno mismo. Siento que es lo más olvidado: hay una desconexión ahora con lo esencial del ser humano y todo alrededor ha empezado a caerse a pedazos. Mi objetivo es que se vean, se escuchen, se traten; si hay inseguridades, escuchar esos miedos. No sé si para ser una buena persona, pero al menos para estar en paz con uno  es que, para mí, por lo que creo que estamos aquí. Entre más estoy cerca y conectada a mí es cuando más estoy contenta y puedo fluir con todo, desde el amor.

 

―Si Rubio es un mundo que inventaste, ¿con qué paisaje podrías relacionarlo?

¡Uy! Qué difícil. Creo que mucho verde y humedad. Lo imagino muy amplio como los campos pero con una atmósfera selvática, contemplativo, pero sorpresivamente te encuentras lugares tullidos, con muchas capas de vegetación.

 

―Estamos en un momento de coyuntura a nivel Latinoamérica, ¿cómo se vuelve la música política en este contexto (incluso si su contenido no es político directamente)?

Yo creo que sí hago música política, no desde la rabia ni tampoco para el gobierno. No he querido nunca transmitirlas en eso, pero sí es política porque te hablo de la humanidad, de que hay una urgencia ambiental, de que hay una desconexión de nosotros y el entorno, y eso lo veo político. Hoy en día sí se han manifestado varias canciones respecto a lo que está sucediendo, me parece increíble, a veces despierto muy positiva cuando las escucho y siento que por fin se van a derrumbar estas estructuras que están ahí desde hace años. Yo creo que las generaciones jóvenes como nosotros, o más jóvenes, por fin se aburrieron y eso es lo que veo ahora en Latinoamérica y en el mundo.

También hay una insurrección de lo femenino: la tierra, la percepción, la receptividad. Ahí está en parte la mujer, pero no se reduce solo a eso. en este momento también ellas se están deshaciendo de muchas estructuras. 

Por otro lado, también creo que la tierra está pidiendo a gritos que la escuchemos y todos solo estamos ahí, en los teléfonos de una forma enferma, lo observo y es increíble. Afuera está el cambio ambiental y también el maltrato animal, creo que estamos en una masacre y es de las cosas que más hablo en mis canciones, de la industrialización. Nadie se da cuenta y me da rabia. Para que el planeta sobreviva va a tener que morir una gran parte de las personas que lo habitan; aún así, ojalá se extingan todas las estructuras y poderes que nos tienen dominados, porque al final son ellos los que nos están cagando.

 

―Para cerrar, dime 5 artistas recomendados que pondrías si tuvieras que hacer un festival. 

A ver, estaría: la Juana Molina, Radiohead, James Blake, Nicolas Jaar y Massive Attack.

Daniela Chavarro Trujillo

Agrega un comentario

Síguenos