Molde
entrevista Mi Amigo Invencible

Un archivo perdido: entrevista con Mi Amigo Invencible

Esta entrevista fue realizada en 11 de noviembre del 2019, en la antesala del concierto de la banda en la capital del país. En medio de muchas cosas, la di por perdida, debido al daño de mi computador en ese entonces. Aún así me encontré con la sorpresa de que estaba en una carpeta que no había revisado, así que, agradezco esto a la tarea de limpieza de todos los archivos que tenía y a abrir uno por uno para asegurarme de no eliminar nada importante. Es entonces esta una charla desarrollada en Selina con Mariano Di Cesare, vocalista de la banda, realizada en un día de mucha, mucha lluvia, en el que todos apenas se encontraban recorriendo los alrededores, pues habían llegado a eso de las dos de la mañana de la misma fecha  a la ciudad. Espero sea tan grato para ustedes leerla como para mi lo fue encontrarla.

Todas las fotografías fueron tomadas por Bal

***

¿Qué representaba para ustedes el nombre de Mi Amigo Invencible al iniciar el proyecto y cómo se ha transformado a lo que son ahora?

Bueno, el proyecto comenzó trabajando con amigos, experimentando y divirtiéndonos entre nosotros. Nació de un disco solista en el que monté canciones que tenía, necesitaba de mis amigos para grabar, solo no podía hacerlo, yo tocaba la batería y así, pero ellos me ayudaron a completarla, Nicolás y Mariano Castro. Después tuve una opción temporal, era Mi Amigo Invitado, pero sonaba muy mal, y Mariano, que siempre me completó las frases de una manera tan brillante, me dijo “Mi Amigo Invencible suena mejor” y quedó, después empezó a apoderarse de nosotros.

Ahora, representa un montón de cosas. Lo que veo principalmente, es que se ha ido adaptando a las distintas situaciones del grupo. Desde que nació a 12 años de estar tocando, hemos atravesado distintas fases de la amistad y siempre se ha acoplado, abarca toda esa comprensión y tolerancia necesaria para seguir continuando juntos.

¿Cómo ha sido el proceso de trabajo con los discos? Se habían tomado una pausa y volvieron con Dutsiland, ¿qué cambió?

Yo creo que el concepto de los discos se basa en la diversidad de momentos que pudimos atravesar, así que, se vuelve todo bastante neblinoso, y no se puede identificar mucho cómo era específicamente el momento en el que produjimos cada uno. Ha sido una experiencia que hemos estado viviendo en base a la experimentación, como en un laboratorio. Pero, los discos anteriores fueron todos en estudio, armando la canción ahí en ese lugar. En cambio, en el último, por primera vez, hicimos lo que siempre habíamos querido: trasladar el sonido del en vivo al disco. En realidad, no sé si lo logramos pero logramos algo más interesante para nosotros. Fue eso, haber ensayado un montón y grabado en vivo, con la participación de un productor tan importante para nosotros como lo es Luke Temple.

Dutsiland es el disco más grupal de toda nuestra carrera. Empezó cuando Arturo, el baterista, alquiló un piso para armar nuestra propia sala de estudio para componer y grabar, pre-producir. El presupuesto contemplaba eso, apartar inicialmente un lugar, ya con eso, el disco empezó a crecer con los días que pintamos, clavamos y construimos paneles acústicos, escuchando la radio. Este disco tuvo poca influencia, más que la música clásica que sonaba ahí, porque era la que mejor sintonizaba y nos sentíamos bien así.

Ahí empezaron a fluir una serie de ensayos constantes hasta la llegada del productor, hicimos 50% del trabajo allí, con base en letras que Nicolás, Mariano Castro y yo llevábamos y luego nos fuimos al estudio a terminar el grueso con Luke. Así se fue completando de a poco, con el ingeniero y quien mezcló, fue todo un procedimiento hermoso compuesto por muchos.

Hay un elemento que considero muy importante, y que en lo personal amo, de la identidad de la agrupación y es la parte gráfica y visual que acompaña el proyecto ¿cómo la construyen?¿cómo pasan su idea musical a la ilustración?

Federico Calandria fue el penúltimo integrante que entró a la banda, quien es el que hace los dibujos. Desde el principio se fue dando muy fluida la comunicación, en la cual nosotros iniciado el proceso de grabación, construimos el arte de tapa con él, con el proyecto ya empezado, pero no avanzado, avanzamos juntos. Las cosas que él nos va proponiendo, con las que proponemos nosotros van armando tanto la tapa, como las canciones a la vez, las letras, los climas.

Por lo general se hace paralelo, seguro él entra en una tercera parte del proceso, pero han habido muchas experiencias. A veces entra al final, para englobar el disco, a veces mucho antes. Hemos hecho ya más de seis tapas juntos, varía de acuerdo al proceso que llevemos en cada trabajo.

Siempre hago esta pregunta, porque es mi favorita ¿Con qué música creciste? ¿Cuál te quedó para desarrollar la creación que haces ahora?

He tenido varias etapa, aunque no tengo hitos. Sí hay cosas que me marcaron, pero ningún favoritismo por alguna música, solo hay un montón de discos variados y sobre todos muy opuestos y contradictorios. A veces no me gustaba lo que estaba de moda, pero luego entraba tarde en ella. También han habido grupos que no me han gustado en un principio y más tarde me volví fanático, como The Cure, al principio no me gustaban nada y luego dije “wow es uno de mis grupos favoritos”. Charly García siempre, es transgeneracional para mi; Spinetta no, porque entró en distintas etapas de mi vida, pero Charly es más maradoniano, en el sentido que representa muchas generaciones consecutivamente.

Mi música sí hace parte de lo que mis papás me han ayudado a construir, pero creo que ellos han escuchado más la música de mi hermano y yo, que nosotros la que ellos oían. Ayudamos también a construir sus gustos.

Hay un detalle de las bandas independientes argentinas que es particular y es esa alegría adolescente empleada en su música, aún así, Mi Amigo Invencible se aleja de ese concepto para trabajar una nostalgia persistente ¿por qué?¿es intencional?

Sí trabajamos la nostalgia en un disco, y esa fue nuestra gran “teorización” de ese concepto, lo bueno y lo malo que considerábamos nosotros de esa palabra.Yo creo que lo que menos queremos hacer nosotros es volver a ella, lo que hemos tratado de ir haciendo es despegarnos lo más posible. Sin embargo, hay una imposibilidad y en ella también se generan nuevas ideas.

El último disco es mucho optimista, aunque sí habla de situaciones existenciales, que quizás genera ese algo introspectivo que te devuelve a esa palabra, qué se yo, quizás la mayoría de las personas somos en el fondo tristes. Todos tenemos un poco de ello. La nostalgia es una palabra brasileña y, me gustó cuando decías lo de la felicidad adolescente, porque a mi me gusta la felicidad brasileña, la que recibe las penas pero las baila y esa más que adolescente, es la sensación que guardo para mi vivir.

¿Qué representa para ti ser una banda independiente en medio de una industria musical y discográfica tan avasalladora y enorme?

Yo creo que, en principio, es imposible escapar de un sistema, más con el ritmo con el que nos movemos como grupo: subimos a aerolíneas, nos alimentamos de cadenas de comida por lo rápidas que son las giras,  estamos todo el tiempo en contacto con dinero. Eso se lo ha ganado nuestro perfil de banda, porque si estuviéramos en un perfil de grupo de discográfica quizás nos alimentaríamos mejor, dormiríamos mejor, no nos preocuparíamos por financiar nuestros vuelos.

Creo que todo tiene su equilibrio. Tocamos en una industria igual, hay que saber, entonces, lidiar con las reglas y tenerlas a tu favor. El DIY no es fácil, pero tiene sus frutos. Esa energía se ve retribuida en otras cosas, como en la música que hacemos, la vivimos al mango porque nos cuesta hacerlo, nos cuesta girar. Por ello, a la hora de tocar somos felices porque sentimos que lo logramos una vez más.

Hace un rato, antes de empezar esta entrevista, hablábamos de la tensión política y social que estamos viviendo a nivel latinoamérica. En este momento Colombia está a puertas de entrar en un paro ¿cómo crees que la música aporta a la lucha de todo lo que estamos viviendo, incluso cuando no tiene como base ser de protesta?

No te puedo hablar de otros músicos, pero sí de nuestro caso. Yo creo que nuestra música es un canal para dar a conocer nuestra opinión, en un principio, lo que nos interesa. Estéticamente no nos gusta que sea política, para eso tengo la calle, y salgo y grito; sin embargo, creo que la transformación tiene muchas aristas por las cuales atacar, y nosotros atacamos desde lo sensible, desde lo que podemos llegar a romper en lo personal, en cada oyente. Intentamos abrir la mirada y dar una interpretación más allá de lo que los medios están diciendo, ese es nuestro rol.

A la vez, somos una banda que sí tiene un perfil ideológico interno y es definido, está siempre del lado del pueblo. En este momento, el latinoamérica, está en contra de todos los golpes de violencia que se están dando, en Bolivia, en Chile, aquí mismo y sobre todo, en contra de la manipulación al imaginario colectivo, porque les están arruinando las cabezas con mentiras.

¿Qué expectativas tienen de sus giras y conciertos?¿Cuál es el recuerdo más latente que te ha quedado de todos estos años de moverse?

Somos tantos que todos esperamos cosas distintas, creo. Yo espero poder pasarla muy bien, que todos, nosotros y la gente, estemos bien, nunca espero más nada. A estas alturas, hemos tenido grandes aciertos algunas desilusiones —más aciertos que desilusiones, por suerte— pero, la verdad se siente bien no esperar nada y solo divertirse.

De recuerdos siempre me quedo con el último, sería esta gira. Nuestra forma de trabajar está en presente, porque mejoramos en ese presente, la experiencia siempre es distinta. Si me haces esta misma pregunta dentro de un buen tiempo, seguro el recuerdo será otro.

Por ultimo, recomiéndame, dos artistas y un libro

Pascuala Ilabaca de Chile, es increíble, su grupo y ella son increíbles, están haciendo un muy buen trabajo y Built to Spill. Y un libro, el último que estoy leyendo, siempre hablo de lo último que escucho, hago y leo (risas), ese sería Los pixels de cezanne de Wim Wenders.

***

Mariano Di Cesare  

 

Daniela Chavarro Trujillo

Agrega un comentario

Síguenos